San Carlos del Valle

Casa Grande de la Hospedería

Siglo XVIII - Uso: Hostelería

Los fieles que venían hasta el valle en peregrinación tradicionalmente se habían alojado en las dependencias de un modesto hospicio, que se puede localizar en el lugar ocupado años después por la nueva hospedería y casa grande, en los lados norte y oeste de la Plaza Mayor. En los días de las fiestas mayores la concurrencia de gentes llego a ser tan considerable que no había habitaciones ni víveres suficientes para atender a tales multitudes, causando grandes incomodidades a los devotos. Por ello, desde los años treinta del siglo XVIII se comenzó a planificar la construcción de las tres nuevas fachadas que habían de cerrar la plaza, con sus galerías correspondientes. La Casa Grande, era un antiguo parador, así es como se llamaba porque era donde paraban o pernoctaban los viajeros que iban de paso de Andalucía para Castilla y de Castilla para Andalucía. También pasaban los peregrinos o los que simplemente iban a visitar al Santo Cristo. Los paradores eran muy frecuentes en los lugares de tránsito en donde además había pozos de agua para las personas y caballerías que en ellos pernoctaban. El parador en su estado original fue una autentica joya. Por lo tanto antes de construirse el mesón u hospedería por Juan Alejandro Núñez de la Barreda, ya en ese lugar se hospedaban peregrinos. La existencia de la antigua hospedería está probada documentalmente, porque el día 15 de abril de 1624, el Rey Felipe IV a su regreso del viaje que había hecho a Andalucía con ocasión del ataque de los ingleses a sus costas, comió este monarca, con todo su séquito, bastante numeroso, en este Mesón, lo que constituye un claro indicio de que junto a la Ermita de Santa Elena, existió un mesón o posada de cierta importancia, por donde pasaba el Camino Real. La bella portada se divide en dos cuerpos: el inferior adintelado y con pilastras adosadas de sillar almohadillado y el superior con balcón voladizo y baranda de forja, que presenta similitudes constructivas con el inferior, a diferencia que aparece un vano moldurado con orejeras, friso sin decorar y una cornisa que remata el conjunto. La puerta de gran dimensión, es de madera con doble hoja adornada con clavos de forja. Cuenta con otro acceso en la zona Sur con salida a la calle Santa Elena. La fachada principal que da a la Plaza Mayor, alterna mampostería y ladrillo de tejar a modo de aparejo o encintado “Toledano”, y muestra un enfoscado de mezcla de cemento y cal con polvos rojos de Casariche. La fachada Norte, que da a la Plaza Roja es de elaboración similar a la descrita anteriormente. Situado en la zona Oeste del inmueble, se sitúa el segundo patio conocido como “Patio de los Carros”. Las continuas intervenciones, reformas y segregaciones, modificaron en gran medida la estructura primitiva del edificio. El inmueble estaba en un pésimo estado de conservación, que dificultaba las condiciones de habitabilidad del edificio. Por otro lado el gran deterioro que presentaba en muchos de sus elementos constructivos hacía que su restauración fuera dificultosa. Los arqueólogos que realizaron una labor exhaustiva antes de iniciarse las obras para construir la Residencia de ancianos “Casa Grande”, constataron que no había existencia de vestigios arqueológicos ni de elementos singulares de relevancia cultural dignos de ser conservados. Si se puso en conocimiento el gran valor de la arquitectura vernácula manchega, es decir la arquitectura de patio con corredor y pozo, que es lo único que se ha podido conservar y que actualmente podemos admirar.

 

 

 

 

Ubicación

Plaza Mayor

Horario de visita

Visitable: Si

Más información

http://hospederiasantaelena.com

Tel: 926 630 026


AMPLIAR INFORMACIÓN DE SAN CARLOS DEL VALLE
VOLVER

Tel. 926 214 415
contacto@turismociudadreal.com

aviso legalpolítica de privacidadpolítica de cookies