Patrimonio Singular

Alcoba de los Montes

Montes

602 habitantes

A 69 Km. de la capital

Servicios disponibles en Alcoba de los Montes

Alojamiento turístico

ALOJAMIENTO TURÍSTICO

Banco

BANCO

Bar

BAR

Centro de salud

CENTRO DE SALUD

Comercio

COMERCIO

Farmacia

FARMACIA

Gasolinera

GASOLINERA

Instalaciones deportivas

INSTALACIONES DEPORTIVAS

Médico

MÉDICO

Mercadillo

MERCADILLO

Merendero

MERENDERO

Parque infantíl

PARQUE INFANTÍL

Piscina / zona de baño

PISCINA / ZONA DE BAÑO

Restaurante / cafetería

RESTAURANTE / CAFETERÍA

Transporte público

TRANSPORTE PÚBLICO

Visitas guiadas

VISITAS GUIADAS

Alcoba es un pequeño municipio, situado en la demarcación territorial de los Montes de Toledo, en la provincia de Ciudad Real. Tiene un valor incalculable de riqueza ambiental siendo el término municipal que más superficie ha aportado al Parque Nacional de Cabañeros, con 18.000 hectáreas… (según el sig-pac, instrumento nuevo de medida, mide aproximadamente unas 16.000 has). Según el INE del 2017  el término de Alcoba cuenta con 610 habitantes.

Alcoba cuenta con la pedanía de Santa Quiteria, un poblado de colonización, situada junto al arroyo de los Pescados.

Se dedica fundamentalmente a la agricultura, ganadería y a la explotación de los recursos cinegéticos. Actualmente la población está intentando hacerse un hueco dentro del sector del Ecoturismo apoyado por la riqueza natural y ambiental que alberga el municipio y por la cercanía al Parque Nacional de Cabañeros .

 

5

FOTOS

VER MÁS

Un poco de historia

La palabra Alcoba aparece por primera vez durante la ocupación musulmana, concretamente en el año 1105. Se dice que tuvo lugar una batalla en el campo de Arroba y de Alcoba donde las tropas castellanas que volvían de Sevilla fueron derrotadas por las musulmanas.

El nombre propio de Alcoba es de origen musulmán“Alquiba” significa cúpula o bóveda, aunque también tiene otro significado como “peso público”, pero en realidad la primera vez que alguien le da un significado por escrito fueron  Bartolomé Herrera y Juan García Valeruelo, cuando al ser preguntados de dónde venían el nombre del Alcoba, contestaron que posiblemente de un arroyo que nacía al poniente de la localidad y que tenía por nombre Alcobilla.

En el año 1269 quedó encuadrada en esta comarca tras terminar los conflictos que había con la Orden de Calatrava.

Se reunieron en la hoz del río Estenilla, en Villarta de los Montes, lugar que hoy se encuentra sumergido por las aguas de la presa del Cíjara, un 24 de Agosto, donde ambas partes expusieron sus derechos y de esas lindes nacería la comarca de los Montes de Toledo desde el Castillo del Milagro.

Se acordó que no se hicieran nuevas pueblas, pero si respetar las ya hechas, que según este documento estaban los villares antiguos de Arroba y de Alcoba, acordándose que en dicha comarca solo se podrán construir “casas o chozas para sus colmenares, para sus losas o para recabar sus derechos de las tierras… mas que no labren por pan porque los extremos no minguen”.

Estos datos nos reflejan que hace miles de años ya había población en este lugar.

Si nos atendemos al significado de la palabra de Alcoba que nos dice que es “peso público”, por hacer referencia al lugar donde se cobraban los derechos de tránsito, Alcoba puede tener su origen por la cercanía de un ramal de la calzada romana que unía Mérida con Toledo, denominado “El Canal de los Empedrados”, del cual no se ha encontrado ningún resto arqueológico en Alcoba hasta la fecha de hoy.

Fue a principios del Siglo XVI cuando empezamos a tener datos más concretos; se dice que está situada al pie de la Sierra de San Sebastian, donde el terreno es pobre y montuoso. Tiene dos sierras, la Sierra “La Fuente” y la Sierra “La Solanilla”. Tenía entre 70 y 80 vecinos aproximadamente (300 o 400 habitantes), también tenía una serie de anejos, el de “El Rostro” con unos 10 vecinos (40 habitantes), “Los Cadocos” (hoy llamado los Cadozos), donde había una venta y 8 vecinos (32 habitantes) y se encontraba la ermita de Santa Quiteria y la Sandijuela, con 12 vecinos (48 habitantes).

Era tierra de poca labranza donde lo que más se recogía era miel y cera. Se criaban bueyes y más cabras que ovejas. Allí también podías encontrar tres o cuatro minas de plata.

Las casas eran de porte bajo con cimientos bastos y paredes de tierra, con largas toscas (vigas) de roble y alcornoque, y por tablas, jara o tillo.

La Iglesia recibía el nombre de “Nuestra Señora de la Consolación” y tenia un Teniente Cura (Manuel Fernández) por pertenecer a la iglesia de Arroba. Había tres ermitas, la de “San Sebastian”,” Santa Quiteria” y “San Juan”.

Pero no es hasta el año 1752, cuando se realiza el Catastro del Marqués de Ensenada, donde se recogen datos relacionados con impuestos.

El término de Alcoba ocupaba de levante a poniente cinco leguas (unos 27 Km.) de norte a sur tres leguas (algo más de 16 Km.) y en redondo unas 5000 varas castellanas (unos 41 Km.) y se tardaba en andar unos tres días.

Las tierras eran de secano y había mancomunidad de pastos para su ganado, las tierras estaban clasificadas en buenas, medias e inferiores y las tierras incultas o montes ocupaban 50000 fanegas y no había árboles frutales.

En cuanto a la población hubo un gran descenso desde 1576 a 1752, disminuyendo desde 70 a 35 vecinos, 35 casas habitadas y dos en ruinas, debido a la dificultad de labrar la tierra y obtener recursos. Había ayuntamiento (su alcalde se llamaba Manuel Pérez), casa para recoger grano, fragua para los utensilios de labranza, horno para tejas y ladrillos y una cerca para encerrar el ganado de la dehesa.

El pueblo actual se origina cercano a una antigua torre que protegía a los viajeros del camino romano que unía Mérida y Toledo; en la Edad Media sirve de límite entre la Orden de Calatrava y el Arciprestazgo de Toledo y será lugar concurrido por ser el centro de los pagos de portazgo de todas las mercancías. 

Ahora a los pasajeros, a los viajeros que caminan por estas tierras no se les cobran impuestos por disposición de la Orden de Calatrava, ahora los acogen en sus alojamientos rurales con suculentos platos y les enseñan la sabiduría de la madre naturaleza, los hábitos de la fauna, a observar a las aves anidando en la laguna Grande, o a contemplar el Mesto,  un árbol centenario repleto de leyendas en la singular aldea de colonización de Santa Quiteria.

 

 

 

 

Oferta turística

Turismo Activo

TURISMO ACTIVO

Turismo Cinegético

TURISMO CINEGÉTICO

Turismo Familiar

TURISMO FAMILIAR

Turismo Natural

TURISMO NATURAL

Turismo Rural

TURISMO RURAL

Fiestas y tradiciones

El Carnaval con gran tradición y especialmente con una característica única y especial de este pueblo es la existencia de las figuras del Ahorcado y el Maculillo (Esta tradición del ahorcado se remonta a épocas medievales y consiste en la justicia que practica el pueblo contra un reo ……. este acto tiene lugar el domingo de carnaval por la mañana y posteriormente en el mismo día se lleva a cabo, durante el baile de las estudiantinas el evento del maculillo, donde las mujeres mantean a los hombres, vecinos y forasteros, y mientras realizan dicha maniobra, le pinchan con un cuerno en sus “partes bajas”, mientras entonan un cantar. Suelen decir que es para que el mancebo no se “apurgare”.) . Las estudiantinas son bailes y cantares que realizan grupos de personas no menos de ocho, el contenido de esas letra normalmente se refieren a hechos acaecidos dentro del pueblo en el año anterior.

El 22 y 23 de mayo, Santa Rita y Santa Quiteria.

En cuanto a la festividad de Santa Quiteria es típico la elaboración de unos panecillos singulares que posteriormente son bendecidos y se les da el nombre de sobaos y aigas. Como tradición se elaboran por personas del pueblo, donde participan mayores y sobre todo los niños de la escuela, bajo la supervisión de la hermandad de Santa Quiteria. Éstos (sobaos y aiga), que se reparten posteriormente a todos los vecinos para festejar a la Virgen. El día de la procesión de la misma y en la entrada a la Iglesia se hace una puja especial de sobaos y aigas. Y como colofón la entrada de la Virgen a la Iglesía se realiza como una subasta y la introducen aquellas personas que más han subastado.

La primera semana completa del mes de agosto, desde hace unos treinta años, se celebra con raigo desde esa fecha la  Semana Cultural, como su nombre indica consisten mantener viva la cultura y tradición del pueblo. En dicha semana son piezas importantes los niños y jóvenes que participan en los eventos tradicionales, culturales y deportivos. Podemos decir que en los tiempos actuales suele ser la semana más personas vienen al pueblo.

 Santísimo Cristo de la Veracruz el 24 de septiembre.

Patrimonio cultural

Sus gentes se dedican a la ganadería y agricultura. Los extensos pastos amparan una numerosa cabaña de ovino y especialmente caprino, salpicando los montes entre las jaras y las retamas. 

A este pueblo, a esta zona hay que llegar sin prisas, sin reloj y recorrer sus pequeños núcleos para después adentrarse poco a poco en el Parque Nacional de Cabañeros y disfrutar del paisaje, de la fauna y de la flora, de la naturaleza acogedora y creadora de diversidad y de vida.

Sobre una cumbre se erige el yacimiento arqueológico del "Castillo de los Moros". Se trata de un asentamiento prehistórico de la Edad de Bronce, originado hace 3.500 años por una sociedad de agricultores, ganaderos y metalúrgicos que conocían y se servían de todos los recursos  que  la naturaleza ponía a su disposición, entre ellos la metalurgia del bronce. 

Este tipo de yacimientos se denominan castellones y se caracterizan por estar ubicados en enclaves de alto valor estratégico, dominando visualmente un amplio territorio. La construción se adapta de manera orgánica a la morfología del relieve. Torres circulares, enlazadas por lienzos de muralla, dan forma a un conjunto arquitectónico reflejo de un tiempo de dura lucha por los recursos.

En el municipio se puede visitar en horario de culto la Iglesia de la Consolación del siglo XVI y la Ermita de San Sebastián.

Es interesante, pues muestra de manera didáctica el mundo rural y el pastoreo, la visita al Museo Etnográfico, en el que podremos conocer la vida cotidiana, los oficios y el trabajo realizado en estas tierras. También encontraremos información  y asesoramiento turístico de la zona.

Patrimonio Natural

Nos situamos en los Montes de Toledo, donde se ubica Alcoba y el Parque Nacional de Cabañeros. Constituye una región natural situada al sureste de los Montes de Toledo de Ciudad Real, la formación montañosa más antigua de la Península Ibérica, con 570 millones de años de antigüedad, que corresponde a los periodos geológicos denominados Precámbrico y Cámbrico, cuando esta zona se encontraba sumergida bajo el mar.

El paisaje es una combinación dinámica de elementos físicos, bióticos y antrópicos, cuyo resultado visible es claramente perceptible, pero no siempre fácilmente comprensible.

La forma de relieve en Alcoba de modo genérico, puede definirse como una configuración geomorfológica elaborada durante muchos millones de años, denominada relieve apalachense.

Hidrográficamente, los Montes de Toledo sirven de divisoria de aguas entre los ríos Tajo y Guadiana, naciendo algunos afluentes destacados en esta zona, El Bullaque en el caso del Guadiana. El Río Alcobilla como afluente de El Bullaque, nace en Alcoba llevando su curso por Santa Quiteria, El Robledo y finalmente uniéndose al río Bullaque en la pedanía de las Islas, en el paraje conocido como la junta de los ríos.

El caudal del Río Alcobilla sufre importante variaciones según la época de año, así se registran importantes crecidas en los meses de otoño e invierno por la abundancia de lluvias, en estas estaciones, por lo contrario la estación estival hace mermar al río, incluso llegándose a secar en veranos extremadamente secos.

La construcción de llanuras aluviales y terrazas, dentro de la región son habituales.

Son cursos o tramos fluviales que en determinadas épocas han depositado la carga de elementos (bosques, cantos, arenas, etc.) que arrastraban. Estos procesos ocurren cuando hay gran cantidad de carga que ya no se puede movilizar, por la modificación de la pendiente, caudal, entre otros y este la abandona. Alcoba es una llanura aluvial del río Bullaque.

En la localidad se sitúa la Laguna Grande de Alcoba, se ubica entre las dos sierras de La Solana y La Umbría, en las rañas de los valles centrales, con presencia de cantos rodados sobre una matriz de arcillas rojizas. En el entorno próximo se observa un paisaje adehesado de encinar muy abierto.

Las fuentes son muy importantes en Alcoba, solo en la sierra de La Umbría se encuentran seis (Los Conejos, El Alcornoque, Las Preñas, Portorrubio, Las Canalejas y La Teja) a poca distancia unas de otras, pero se localizan más en la localidad. Las fuentes se encuentran por encima de la raña, debido a que están compuestas por tierras arcillosas impermeables, infiltrándose el agua de la montaña y bajando esta hasta la arcilla donde llega a emerger.

En determinadas zonas existe una abundante representación de fósiles, sobre todo, el trilobite, las cruzianas, el gusano (es un organismo marino blanco que trabajaba haciendo galerías, el más grande del mundo lo encontramos en la ruta del Boquerón de Estena), las anémonas (animales que dejan marcas circulares, son del grupo de las medusas y corales) y los graptolitos.

Peña de la Dehesa

Peña de la Dehesa

Es uno de los parajes más singulares de Alcoba que pertenece al imaginario colectivo de los vecinos....

Las seis fuentes

Las seis fuentes

A pie de sierra se localizan hasta seis fuentes: Los Conejos, El Alcornoque, Las Preñás, Portorrubio,...

La Raña

La Raña

Es una planice pedregosa que configura rampas de escasa pendiente, sobre las que puede desarrollarse...

La Laguna Grande

La Laguna Grande

Tiene un carácter estacional que hace que la vegetación acuática e hidrófila florezca en primavera, llenándose...

VER MÁS

Museos

Centro de visitantes Casa Palillos

Centro de visitantes Casa Palillos

Museo

Completa exposición sobre los valores naturales y culturales del parque, que incluye un área de audiovisuales...

Museo Etnográfico

Museo Etnográfico

Museo

El Museo Etnográfico de Alcoba, es una infraestructura municipal de gestión compartida con el Parque...

VER MÁS

Alojamientos

Hostal Sal-Pri

Ctra. Horcajo, 11

casalafuente1@hotmail.com

Casa Rural La Choza de Cabañeros

http://www.chozacabañeros.com

Casa Rural la Fuente

La Fuente, s/n

Casa Rural Posada el Corralon

Hernan Cortes, 11

anchurones13@yahoo.es

VER MÁS

Bares y restaurantes

Bar La Chuleta

C/Real,16

Bar Sayma

C/Cervantes, 21

Bar La Zarza

C/ Real,14

VER MÁS
VOLVER

Tel. 926 214 415
contacto@turismociudadreal.com

aviso legalpolítica de privacidadpolítica de cookies

Síguenos en Facebook Síguenos en Instagram