Patrimonio Natural

Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona

Añadelo a tu cuaderno de viaje

Es un espacio natural que cuenta con una gran conservación de su ecosistema, por eso tiene una gran importancia desde el punto de vista de la conservación del patrimonio geológico, la biodiversidad y el paisaje de Castilla-La Mancha.

Este valle dispone de senderos trashumantes para recorrer, los abrigos de arte prehistórico de 4.000 años de antigüedad ante los que asombrarse o los atardeceres que disfrutar desde su entorno, entre otras cosas. Este espacio, que sirvió de escenario para el ilustre don Quijote de la Mancha, conserva intacta la magia de unos robledales, los sonidos de los ciervos en su época de celo, las grullas en la dehesa o incluso los poblados mineros que los romanos no desaprovecharon. Destaca también, por ejemplo, el “roble el Abuelo”, señorial ejemplar en el corazón de Sierra Madrona y que está rodeado de madroños.

Naturalmente, con las primeras lluvias empieza a cambiar el color de estos bosques. Lo que era verde en un principio da paso a la gama de ocres, desde los amarillentos a los rojizos, al tiempo que, las zarzamoras y los madroños ofrecen jugosos y sabrosos frutos.

Asimismo, entre mediados de septiembre y mediados de octubre, los ciervos entran en celo e intentan atraer a las hembras con impresionantes sonidos guturales, lo que, realmente, son desesperados gritos amorosos. Se trata de un espectáculo sonoro que llega a nuestros montes durante la berrea o brama, que son formas con las que se denomina al período de celo del ciervo. En este caso, los machos se encuentran en su pleno esplendor y marcan su territorio y a sus hembras. Por tanto, el Valle de Alcudia es uno de los lugares de Ciudad Real que permite disfrutar de este tipo de fenómenos naturales.

En este paraje, los mejores momentos del día para observar son la salida del sol o el anochecer, ya que veremos los movimientos de machos y hembras en su juego de seducción, los enfrentamientos por las hembras y los sonoros bramidos de llamada y advertencia a machos rivales. Por eso mismo, se recomienda que la visita al Parque Natural se realice con la compañía de un guía experimentado que lleve al visitante a los lugares más destacados para disfrutar de esta experiencia.

Por otro lado, es abundante y diversa la cantidad de especies que existen, ya que se calcula que en el Valle conviven unas  275 especies de vertebrados, seis de ellas catalogadas en peligro de extinción, como el buitre negro, el águila imperial ibérica, el águila perdicera, la cigüeña negra o el lince ibérico También hay ejemplares del lobo ibérico, junto al águila real, el alimoche, el gato montés, el meloncillo, la gineta o diversas especies de murciélagos, etc. Todas ellas se pueden encontrar en este monte mediterráneo, que alberga entre sus magníficas masas de roble melojo, encinar, alcornocal y quejigar a todas estas especies. En total, se calcula que el valle pueda albergar a más de 1065 especies vegetales, 65 de las cuales corresponden a flora amenazada.

Por si fuera poco, el Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona engloba espacios naturales con diferentes niveles de protección como los Monumentos Naturales de Los Castillejos Volcánicos de la Bienvenida,  la Laguna Volcánica de La Alberquilla o el Volcán de Alhorín, así como las Microrreservas del Túnel de Niefla, de la Mina de los Pontones, del Refugio de Quirópteros de Fuencaliente, y parte de la de los Túneles del Ojailén.

MÁS INFORMACIÓN

Visitable

Durante todo el año. La mejor época es la primavera y el otoño

Horario de visita

Todo el día

Entradas

Gratuito

PUEBLOS CERCANOS

VOLVER

Aviso legal    Política de privacidad    Política de cookies